Nuevo

Semillas de Sésamo Negro

De tamaño pequeño y de un llamativo color oscuro, las semillas de sésamo negro son ideales para decorar preparaciones y otorgarles un aspecto más atractivo. Son muy utilizadas en panes y en repostería gracias a esa capacidad para dar a estos alimentos un toque especial.

Más detalles

10 artículos

En Stock

3,00€

Más

De tamaño pequeño y de un llamativo color oscuro, las semillas de sésamo negro son ideales para decorar preparaciones y otorgarles un aspecto más atractivo. Son muy utilizadas en panes y en repostería gracias a esa capacidad para dar a estos alimentos un toque especial. Sin embargo, a pesar de que pueden parecer un simple elemento decorativo, estas semillas contienen nutrientes que las convierten en un buen complemento para añadir a la dieta proteínas, fibra, grasas cardiosaludables y minerales. Pueden tostarse al horno o en una sartén, pero siempre a fuego muy lento para evitar que se quemen y amarguen.

Estas semillas son ricas en proteínas de origen vegetal, muy interesantes para las personas que siguen una dieta vegetariana, ya que ayudan al crecimiento y mantenimiento de los músculos. También contienen altas cantidades de fibra, que contribuye a regular el tránsito intestinal y a combatir el estreñimiento. La fibra, además, produce una sensación de saciedad, evitando la tentación de picar entre horas, y ayuda a reducir el colesterol, ya que favorece su expulsión y dificulta su absorción en el intestino delgado.

Otra de las ventajas del sésamo (o ajonjolí) es su alto contenido en grasas poliinsaturadas del tipo omega-3 y omega-6. Estos ácidos grasos son muy importantes para reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, ya que reducen el colesterol y los triglicéridos y controlan la presión arterial. Por este motivo es recomendable sustituir otras grasas de la dieta, especialmente las saturadas, por este tipo de ácidos grasos.

Las semillas de sésamo negro también son fuente natural de minerales, algunos tan relevantes para la salud como el potasio, el magnesio, el fósforo, el calcio o el hierro. El potasio y el magnesio regulan los líquidos del organismo, ayudan a eliminar el sodio, activan los músculos y el cerebro, previenen la aparición de calambres musculares y combaten el estrés, entre otros beneficios. El calcio y el fósforo intervienen en la formación de huesos y dientes, mientras que el hierro es fundamental para las personas que sufren anemia.

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

9 otros productos de la misma categoría: