Nuevo

Pipas de Girasol Cruda Pelada

Las pipas de girasol crudas, peladas y sin sal son un magnífico complemento a cualquier tipo de dieta para ganar en salud y vitalidad. Comercializadas por Sucesores de Ignacio López en envases de 250 gramos y un kilo, este fruto seco aporta proteínas, hidratos de carbono, fibra, vitaminas, minerales y grasas insaturadas de gran beneficio para nuestro organismo.

Más detalles

28 artículos

En Stock

1,50€

Más

Las pipas de girasol crudas, peladas y sin sal son un magnífico complemento a cualquier tipo de dieta para ganar en salud y vitalidad. Comercializadas por Sucesores de Ignacio López en envases de 250 gramos y un kilo, este fruto seco aporta proteínas, hidratos de carbono, fibra, vitaminas, minerales y grasas insaturadas de gran beneficio para nuestro organismo. Al estar peladas podemos enriquecer de manera rápida y sencilla cualquier tipo de plato, desde una ensalada hasta un yogur, pasando por salsas, verduras o pescados. También se pueden consumir solas como snack o junto con otros frutos secos.

Gran parte de su composición son proteínas de origen vegetal que contribuyen al crecimiento y mantenimiento de los músculos, incluyendo el corazón. Por este motivo es un buen alimento para las personas que llevan una dieta vegetariana, ya que estas proteínas pueden sustituir a las de la carne. Eso sí, se recomienda complementarlas con las proteínas de los cereales y las legumbres. Las pipas también poseen hidratos de carbono muy bajos en azúcares que aportan energía sin provocar peligrosos picos de glucosa. Por este motivo las personas diabéticas pueden consumir este fruto seco sin ningún tipo de problema.

Asimismo, las pipas de girasol son fuente de vitaminas del grupo B, como el ácido fólico (vitamina B9), de gran importancia para las mujeres embarazadas. También encontramos vitaminas B5 y B6, así como vitamina E, un potente antioxidante que potencia sus funciones gracias a la presencia de otros antioxidantes como el selenio. Gracias a ello se ralentiza el envejecimiento de la piel y del resto de células del organismo. Sus fibras ayudan a controlar el tránsito intestinal, mientras que el zinc ayuda al crecimiento y a fortalecer el sistema inmunitario.

Una de sus mayores virtudes es su alto contenido en grasas insaturadas beneficiosas para la salud. Estos ácidos grasos omega-3, omega-6 y omega-9 reducen el colesterol malo, aumentan el bueno, disminuyen el nivel de triglicéridos en la sangre, controlan la presión arterial, fortalecen el corazón y disminuyen el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión o los infartos. Además, al no tener sal no suponen ningún riesgo para las personas que sufren de tensión alta.

Las pipas de girasol también cuentan con minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio y el calcio, los más importantes para preservar la salud de nuestro organismo, el sistema nervioso y los huesos.

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

30 otros productos de la misma categoría: