Nuevo

Anacardo Crudo Pequeño 320

010000ANBC

Peso: 1 kg

Los anacardos, también conocidos como castañas de cajú, son un alimento muy nutritivo y rico en vitaminas y minerales. Al igual que otros frutos secos, su contenido en grasas vegetales es elevado, lo que contribuye a prevenir las enfermedades cardiovasculares y a mejorar el funcionamiento del sistema nervioso.

Más detalles

7 artículos

En Stock

13,50€

Más

Los anacardos, también conocidos como castañas de cajú, son un alimento muy nutritivo y rico en vitaminas y minerales. Al igual que otros frutos secos, su contenido en grasas vegetales es elevado, lo que contribuye a prevenir las enfermedades cardiovasculares y a mejorar el funcionamiento del sistema nervioso. Sus ácidos grasos esenciales tienen propiedades vasodilatadoras y antiinflamatorias, muy recomendables para personas con problemas de circulación, enfermedades del corazón e, incluso, colesterol alto.

Al igual que las almendras, los anacardos son fuente de proteínas de origen vegetal e hidratos de carbono de asimilación lenta. Estas proteínas, combinadas con una alimentación rica en legumbres y cereales, ayudan a mantener la musculatura y los tejidos, incluyendo los del corazón. La ausencia de proteínas en la dieta conlleva una pérdida constante de masa muscular y un deterioro visible del corazón, lo que incrementa el riesgo de padecer dolencias cardiovasculares. Por este motivo, consumir anacardos durante cuatro o cinco días a la semana se convierte en un seguro de vida para nuestro corazón. Los carbohidratos complejos presentes en los anacardos, por su parte, no producen picos de glucosa, ya que su aporte de azúcar es mínimo. Esto es especialmente importante para personas diabéticas.

Además de hidratos de carbono, proteínas y grasas vegetales, los anacardos son una importante fuente de vitaminas y minerales. Destacan las vitaminas del grupo B y la vitamina E, un potente antioxidante natural. En su conjunto, todas estas vitaminas promueven un correcto funcionamiento del cerebro y ralentizan el envejecimiento celular y de la piel. El ácido fólico (vitamina B9), por su parte, es imprescindible para mujeres embarazadas.

Entre sus minerales destacan el potasio, el magnesio, el zinc, el fósforo o el selenio, sin olvidar dos importantes oligoelementos como el manganeso y el cobre. De hecho este fruto seco es uno de los que aportan mayores cantidades de cobre, y por ello se recomienda para después del ejercicio físico, ya que ayudan a recuperar electrolitos y a flexibilizar los vasos sanguíneos. El magnesio estimula la actividad cerebral y actúa como relajante natural, mientras que el fósforo fortalece los huesos y los dientes. El potasio controla la presión arterial y los impulsos del corazón, por lo que es recomendable para personas que sufren hipertensión.

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

30 otros productos de la misma categoría: