Nuevo

Clavo Grano

EE00000CLG

Peso: 150 gramos

El clavo es una hierba aromática que se utiliza desde hace cientos de años para condimentar los alimentos gracias a su peculiar sabor de toque oriental. Es intenso, con recuerdos de pimienta, fresco y con un aroma muy estimulante. Por este motivo debe utilizarse en cantidades muy pequeñas.

Más detalles

3 artículos

En Stock

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

3,90€

Más

El clavo es una hierba aromática que se utiliza desde hace cientos de años para condimentar los alimentos gracias a su peculiar sabor de toque oriental. Es intenso, con recuerdos de pimienta, fresco y con un aroma muy estimulante. Por este motivo debe utilizarse en cantidades muy pequeñas. Este condimento es un potente saborizante que puede emplearse tanto en platos dulces como salados, como galletas, pasteles, legumbres, carnes, licores, salsas y un largo etcétera.

Las culturas orientales han utilizado el clavo desde la antigüedad no sólo por sus cualidades como especia, sino también por sus propiedades medicinales, especialmente para calmar el dolor. Por sus propiedades antisépticas es un antibiótico natural que puede combatir un sinfín de enfermedades infecciosas, mientras que también puede utilizarse para tratar problemas intestinales, como diarrea, vómitos, hinchazón o flatulencias.

Uno de los secretos mejor guardados del clavo es el eugenol, un compuesto fenólico que está presente en esta planta en mayor proporción que en ninguna otra. El eugenol destaca por sus innumerables propiedades, entre las que destacan las analgésicas, antisépticas, antivomitivas, carminativas y sedantes. Gracias a ello trata dolencias del aparato digestivo o enfermedades respiratorias. Es un ingrediente ideal para las digestiones difíciles, la falta de apetito, los vómitos y mareos, los gusanos intestinales, la tos, el mal de altura o los resfriados. Además, masticar unos granos de clavo es un excelente remedio para combatir la halitosis (mal aliento). Como uso externo, se utiliza el clavo para úlceras de la boca, heridas, anginas, infecciones vaginales, dolor de muelas y heridas.

El clavo en grano se convierte en un buen antiséptico local y es bueno para todo tipo de molestias. Otra de las características del clavo son sus propiedades expectorantes, antiinflamatorias y antibacterianas. Debe conservarse en tarros de cristal bien cerrados y en lugar fresco y seco para mantener todas sus cualidades.

30 otros productos de la misma categoría: