Nuevo

Ajo Granulado

EE00000AJG

Peso: 370 gramos

El ajo es una hortaliza cuyo bulbo se emplea comúnmente en la cocina mediterránea. Es de sabor fuerte, especialmente en crudo, y ligeramente picante. Tiene efecto antibiótico, fortalece el sistema inmunológico y protege contra enfermedades. Ayuda a aliviar síntomas gripales, bronquitis, resfriados y otro tipo de infecciones.

Más detalles

5 artículos

En Stock

5,50€

Más

El ajo es una hortaliza cuyo bulbo se emplea comúnmente en la cocina mediterránea. Es de sabor fuerte, especialmente en crudo, y ligeramente picante. Tiene efecto antibiótico, fortalece el sistema inmunológico y protege contra enfermedades. Ayuda a aliviar síntomas gripales, bronquitis, resfriados y otro tipo de infecciones. Se le atribuyen también propiedades antihistamínicas. El ajo granulado, libre de raíces y de pieles, reduce el colesterol, regula la presión sanguínea, es anticoagulante y tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

El ajo granulado puede utilizarse directamente como condimento sobre los platos. Combina a la perfección con carnes, pescados y verduras, aunque también puede emplearse en sopas, salsas o ensaladas. Además de ser un ingrediente ideal para dar un toque de sabor a todo tipo de elaboraciones, el ajo también aporta un buen número de beneficios a nuestro organismo. De hecho, es uno de los mejores remedios caseros para la circulación gracias a sus componentes sulfurosos, con propiedades antitrombóticas. Esta capacidad para mejorar la fluidez de la sangre convierte a este condimento en un buen aliado para prevenir la arterosclerosis, los infartos, la hipertensión, las anginas de pecho y otras dolencias cardiovasculares.

El ajo es también un buen diurético natural, por lo que contribuye a la eliminación de líquidos. Asimismo, es bactericida y, por tanto, un buen remedio para tratar afecciones del aparato respiratorio durante la gripe o el resfriado. Estas propiedades bactericidas son útiles para combatir otro tipo de infecciones, como las producidas en el oído o en el aparato digestivo y excretor, sobre todo en casos de diarrea, intoxicaciones alimentarias, cistitis, etc.

Consumir ajo granulado, además, favorece la digestión, estimula la acción del hígado, de la vesícula y del páncreas, elimina las lombrices intestinales, combate las reacciones alérgicas y puede, incluso, prevenir la aparición de algunos tipos de cáncer. También se puede frotar directamente sobre la piel por sus propiedades desinfectantes para tratar picaduras y mordeduras.

30 otros productos de la misma categoría: